La reflexología o reflexoterapia opera a través de las zonas reflejas de los pies, manos y rostro ubicando los puntos nerviosos interconectados con zonas alejadas del cuerpo y armoniza y libera el cuerpo físico, emocional, mental y espiritual.

Cada órgano del cuerpo tiene un punto preciso en el pie que es su reflejo y desde el cual puede ser estimulado.

Elimina toxinas en órganos, músculos y equilibra el campo físico-energético.

TODAS LAS TERAPIAS ESTARÁN ACOMPAÑADAS POR UNA FÓRMULA VIBRACIONAL
PERSONALIZADA PARA ASISTIR AL PACIENTE EN SU PROPIO PROCESO DE SANACIÓN.